Noticias

0

Comisión aprueba el proceso de impeachment y pasa a Diputados

Este lunes quedará marcado en la historia de Brasil como el día de la gran opción”. Así catalogó el opositor Aecio Neves la jornada de votación llevada a cabo en la comisión parlamentaria y que por mayoría (38 votos a favor, 27 en contra) selló el pasaje del juicio político de Dilma Rousseff a la Cámara de Diputados. Ahora depende de una votación de la cámara baja, y de una posterior confirmación en el Senado, que las palabras de Neves se hagan realidad y la presidenta Rousseff sea destituida de su cargo.
dilma-rousseff

La reunión de esta comisión, formada por 65 diputados y dominada fuertemente por la oposición, estuvo marcada por gritos a favor o en contra del impeachment (juicio político) y por carteles donde se podía leer “Impeachment ya” o “Impeachment sin crimen es golpe”.
La votación y el debate previo giraron en torno a la recomendación del relator de ese organismo, Jovair Arantes, en la cual reiteró su “convicción” de que “hay indicios suficientes de que la denunciada (Dilma Rousseff) practicó actos que pueden ser considerados como crimen de responsabilidad”, dado que autorizó gastos no presupuestados sin autorización del Congreso de Brasil en 2014, año en que fue reelecta, y en 2015. Sin embargo, diputados oficialistas abogaron durante toda la jornada de debate por la anulación del proceso, dado que los cargos no poseían el sustento necesario. “La historia no perdona, y no perdonará que la presidenta de Brasil sea apartada por un proceso que no se sustenta mínimamente”, declaró José Eduardo Cardozo, abogado general del Estado.
Más allá de que durante esta votación no se registraron manifestaciones muy importantes, la policía federal dispuso igualmente vallas que rodeaban el edificio del Congreso, sobre todo porque se espera que durante el próximo fin de semana lleguen a la ciudad de Brasilia cientos de personas para apoyar el impeachment o presionar por su anulación en las cámaras.
A partir de este momento, la responsabilidad pasará a manos de la Cámara de Diputados, que deberá realizar una votación para formalizar la acusación contra la presidenta y habilitar al Senado a que emita su juicio. Para esto, el bloque opositor deberá contar con 342 votos de 513, algo que todavía no es seguro que pueda conseguir.
El gobierno espera ahora que su derrota en la comisión parlamentaria no comprometa sus esfuerzos para mantener a su lado a aquellos congresistas que están en contra del impeachment y a su vez impedir que la oposición recoja los votos necesarios. Según un recuento realizado por el diario O Estado de Sao Paulo, hasta el pasado domingo había 290 diputados favorables alimpeachment, 52 menos que los que necesita la oposición para que el proceso pase al Senado. Había asimismo 115 firmemente en contra de la destitución, 61 indecisos y 47 que se negaron a responder al sondeo.
La jornada también estuvo marcada por la divulgación de una grabación donde se escucha al vicepresidente Michel Temer, líder del Partido por el Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y sucesor de Dilma Rousseff, si esta es destituida, hablando como si el impeachment ya hubiese sido aprobado en la Cámara de Diputados. Este audio de 15 minutos, al que tuvo acceso el diario brasileño Folha de San Pablo, fue enviado por Temer a los parlamentarios del PMDB y funciona como una carta de presentación de una supuesta presidencia liderada por él.
La divulgación del audio repercutió directamente en el palacio Planalto, que catalogó a Temer, una vez más, de tener intenciones golpistas.
A su vez, durante la reunión de la comisión, el diputado del Partido de los Trabajadores, Silvio Costa, utilizó su tiempo para reproducirlo y catalogar a Temer como “el vicepresidente más traidor de la historia”.
Según informó Folha de San Pablo, para el gobierno brasileño la divulgación del audio fue una estrategia del vicepresidente para reafirmar los votos a favor del impeachment y conquistar aquellos que aún están indecisos.
La asesoría de prensa de Temer aseguró a Folha de Sao Paulo que el audio era “un ejercicio que estaba haciendo en su celular y que fue enviado accidentalmente” a sus aliados.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.