Noticias

0

Gobierno toma medidas para frenar la suba del dólar

En un intento por contener la suba del dólar, las autoridades económicas resolvieron ayer eliminar los requerimientos de encajes a los extranjeros que se colocan en títulos de deuda emitidos por el Tesoro uruguayo en la plaza local y reducir su penalización sobre la deuda del Banco Central (BCU).

Ese relajamiento en los controles de capitales, instalados en 2012 y reforzados el año pasado, obedece a la preocupación oficial por la escalada en el tipo de cambio durante los últimos meses y su impacto sobre la inflación.

Según el comunicado emitido luego de la reunión del Comité de Política Monetaria (Copom), la obligación de mantener fondos inmovilizados por parte de los inversores extranjeros pasó de 50% a 0% para los títulos emitidos por el gobierno uruguayo en el mercado doméstico, y de 50% a 30% para la deuda del BCU.

images

Esa medida fue adoptada por el Comité de Coordinación Macroeconómica (CCM), instancia previa al Copom, donde la autoridad monetaria se reúne con las máximas autoridades del Ministerio de Economía (MEF) para una puesta a punto de los objetivos de política.

El socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli, dijo anoche a El Observador que la medida que tomó el BCU “no lo tomó por sorpresa” y que en cierta medida “tiene su lógica”. Recordó que cuando el gobierno decidió desestimular las inversiones de capitales especulativos fijando encajes para los no residentes, el contexto “era el opuesto” al actual, ya que el tipo de cambio mostraba una tendencia a la baja. “Es prudente que el BCU revierta esa decisión”, afirmó. Además, consideró “atinado” que se aplique una distinción entre las emisiones del BCU –que suelen ser a corto plazo–, de las del Ministerio de Economía, que son a mediano y largo plazo. “Con esta medida se está tratando de suavizar la suba del dólar que ha sido importante en las últimas semanas”, apuntó Rosselli (ver nota en la página 14).

Agregó que si bien la suba del tipo de cambio era algo “predecible”, el abrupto incremento de la divisa en el último tiempo “amenazaba” con interrumpir la tendencia a la desaceleración que insinuó el IPC en la última medición a 12 meses. En agosto, los precios al consumo subieron a un ritmo interanual de 8,75%, descolgándose de 9% por primera vez en lo que va del año.

Al mismo tiempo, el Copom justificó el crecimiento de los medios de pago en circulación, de 6,8% en el tercer trimestre, por debajo del objetivo de entre 10% y 12%, en “un crecimiento de la demanda de dinero menor al esperado”. Sin embargo, ratificó “el carácter contractivo de la política monetaria” a través de una reducción de ese rango para el último tramo del año, entre 8% y 10%.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.