Noticias

0

Itaú prevé el dólar a $ 24 en 2014 y le preocupa la inflación

En una presentación que realizó ayer Ilan Goldfajn -economista jefe y socio de Itaú Unibanco- en la casa central del banco en San Pablo, explicó que el fortalecimiento del dólar en relación a las monedas de la región se observa producto de una política monetaria más laxa en los Estados Unidos.

En ese contexto, Goldfajn pronosticó para Uruguay una cotización del dólar de $ 24 para fines de 2014.

38bdc1b6b9b8d58aa99f74d3d1584eab_large

Ante la consulta de El País sobre si ese tipo de cambio era el más adecuado para Uruguay, Goldfajn contestó: “el tipo de cambio es la cosa que deja más humildes a los economistas, porque va cambiando y es muy difícil saber qué es lo más justo. Lo que hay que mirar son las cuentas externas; si esas cuentas empiezan a reaccionar, el nivel está correcto”.

Goldfajn comparó la situación con Brasil. “La cuenta corriente tuvo un saldo negativo sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de 3,7%. Me preguntan en Brasil: ¿el dólar a 2,75 reales es suficiente o no? La respuesta es que si hay una buena baja de ese déficit será una señal positiva. Pero eso no pasa de un día para el otro; lleva un año o dos”, sostuvo.

La presentación que realizó el economista jefe de Itaú sobre Uruguay se refirió casi exclusivamente a la inflación.

“Estamos preocupados con la inflación que ya lleva fuera de rango algún tiempo. Llegó hasta 8,67% y pensamos que va a cerrar en 8,8% o 9%”, dijo.

 Señaló que en Uruguay se produjo un aumento de la tasa de interés, pero este hecho no tuvo resultados positivos para la baja de precios. “Para peor, Uruguay tiene dos vecinos con inflación alta y entonces acaba teniéndola también”, expresó.

La cifra de 8,67% que manejó Goldfajn fue el dato en lo que iba del año a octubre, que luego se moderó en noviembre a 8,51%. El economista recordó que a mediados de año, el Banco Central (BCU) reemplazó su política monetaria de fijación de tasas de interés por una de agregados monetarios.

“Ese cambio generó una alta volatilidad en las tasas de interés de mercado y la inflación se aceleró”, explicó durante su presentación.

Luego, señaló que las soluciones para controlar a la inflación pasan por la política fiscal.

“Por lo general éstas políticas envasan a las monetarias. Se pueden fijar tasas de interés, se puede cambiar hacia los agregados monetarios, pero lo que define es la política fiscal”, aseguró.

Por eso agregó que en Uruguay se debe aplicar una política fiscal más dura, aunque reconoció que eso no es fácil cuando se enfrentan períodos de bajo crecimiento económico. “Uruguay va a tener que hacer un ajuste en sus cuentas públicas y bajar el déficit de 2,8% del año pasado a 1,3% en 2014”, indicó. Con esta reducción del déficit fiscal Uruguay cerraría el año próximo con una inflación de 8%. “Pero la política monetaria no importa si no se produce ese ajuste en las cuentas públicas. Sin eso, no funciona”, aseguró Goldfajn.

A fines de noviembre, el presidente del BCU, Mario Bergara había descartado de plano esa posibilidad, al ejemplificar que si se quisiera lograr una baja de 2 puntos en la inflación mediante una corrección del gasto público, “deberíamos hacer un ajuste fiscal del orden de 5 puntos del PIB. (Es) más que todo el presupuesto de la educación”.

“Cuando se dice que el fisco tiene que colaborar con la inflación siendo menos expansivo, los que plantean eso tienen que decir dónde vamos a recortar US$ 2.500 millones”, había dicho Bergara.

Por otra parte, Itaú prevé que el PIB de Uruguay crezca 3,5% este año y 3% en 2014.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.