Noticias

0

Suiza se compromete a intercambiar información fiscal con otros países

Suiza, uno de los mayores centros financieros offshore del mundo, se comprometió este martes a intercambiar información fiscal con otros países de forma automática, lo que supone un importante avance en la represión internacional contra la evasión fiscal. Suiza se suma así al creciente número de naciones que han acordado ya compartir la información fiscal contribuyendo así a levantar el velo del secreto fiscal en casi todo el mundo.

El compromiso, firmado este martes en la sede de la OCDE en París por un total de 47 países, establece que la información fiscal será compartida automáticamente con carácter anual entre los gobiernos, incluidos los saldos bancarios de los contribuyentes, los dividendos, los ingresos por intereses y los ingresos de las ventas empleados para el cálculo del impuesto sobre las ganancias de capital, informa Reuters.

suiza-foto-flickr

Los firmantes son: Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, la República Popular ChinaChile,Colombia, Costa Rica, la República Checa, Dinamarca,
Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, India, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malasia, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, Arabia Saudita, Singapur, la República Eslovaca, Eslovenia, Sudáfrica, España, Suecia, Suiza, Turquía,Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea.

En este sentido, el director de Impuestos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Pascal Saint-Amans, dijo a periodistas en una reunión del grupo de expertos internacionales en París que este acuerdo supone “claramente el fin del abuso del secreto bancario a efectos fiscales. Esto significa que los gobiernos pueden realmente determinar el impuesto adeudado por personas que pensaban que podrían esconderse en otras jurisdicciones”.

Mientras que la mayoría de los firmantes ya se habían comprometido a compartir información fiscal de manera automática, el hecho de que Suiza firmara este martes supone un gran paso en la lucha contra la evasión fiscal, una lucha que se ha intensificado por parte de los gobiernos desde la crisis financiera global y a partir de una serie de escándalos de evasión fiscal.

Según explica Reuters, las compañías financieras deberán identificar también a los últimos beneficiarios de empresas ficticias, fideicomisos y entidades jurídicas similares que en la actualidad pueden utilizarse para evadir impuestos.

Reacción de la banca suiza

La Asociación Suiza de Banqueros no tardó en reaccionar y emitió un comunicado en el que subrayó que la medida ya había sido prevista desde hace un año, por lo que no llega por sorpresa para la banca suiza. “Los bancos en Suiza están dispuestos a adoptar el intercambio de información automática, junto con otros centros financieros, siempre que la información que se intercambie se aplique únicamente a efectos fiscales”.

Suiza se une así al grupo firmante del acuerdo, que incluye a otros miembros de la OCDE, el G-20 de países líderes y otros centros financieros offshore como las Islas Caimán y Jersey. El standard global ha sido desarrollado por la OCDE y respaldado por el grupo del G-20, apunta Financial Times.

Algunos titulares de cuentas offshore han movido su dinero a un puñado de centros offshore como Panamá y Dubai, que contienen esta iniciativa de transparencia. Centros asiáticos como Hong Kong y Singapur, que cuentan sobre todo con clientes de Asia-Pacífico y Oriente Medio, por el momento se han visto menos afectadas por las exigencias de una mayor transparencia, aunque Singapur ya ha señalado su voluntad de ayudar a otros gobiernos a tomar medidas drásticas contra la evasión fiscal.

Esta última declaración no establece una fecha límite para el intercambio de información. Sin embargo, en marzo casi todos los países se comprometieron a adoptar pronto el intercambio de información, cuyo plazo se ha fijado para septiembre de 2017 para informar a los gobiernos de origen de los datos fiscales de los inversores, que empezarán a recogerse desde el 31 de diciembre de 2015.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.